Consejos para niños Dientes brillantes como el sol radiante

Consejos para niños
Dientes brillantes como el sol radiante

 

Qué es la boca

La boca forma parte de nuestro cuerpo, y en ella están los DIENTES, que son muy importantes para ayudarnos a realizar muchas cosas, tales como:

  • SABOREAR

  • CHUPAR

  • MASTICAR

  • TRAGAR

  • PROTEGER (evitar que traguemos sustancias perjudiciales para el organismo),

y EXPRESARSE a través de:

  • EL GESTO

  • LA PALABRA

  • LA SONRISA

  • EL BESO

Para que todo esto lo podamos hacer es conveniente que conozcamos muy bien cómo podemos tener una boca y unos dientes limpios y sanos.

Qué son los dientes

Llamamos dientes a TODAS LAS PIEZAS que están en nuestra boca.
Los dientes tienen dos partes, LA CORONA (que es la parte que vemos por encima de la encía), y LA RAÍZ (que es la parte de diente que se sujeta dentro de la encía y no la vemos).

Las dos denticiones

Hasta los seis años se tienen 20 dientes, llamados dientes de leche o temporales, y son los encargados de guardar el sitio a los dientes definitivos.
A partir de esa edad poco a poco se van cambiando los dientes temporales por los dientes definitivos, y cuando hayan salido todos tendremos 32 piezas, estos DIENTES SON PARA TODA LA VIDA.

Para qué sirven los dientes

Si nos fijamos tenemos dientes con distinta forma:
unos CORTAN los alimentos,
otros los RASGAN,
y otros los TRITURAN y DESMENUZAN.

Preparan la comida para poder tragar más fácilmente. Por ello es importante cuidarlos y que puedan cumplir perfectamente su misión.

Qué es la caries

Es una enfermedad que pueden padecer nuestros dientes y que termina por destruirlos poco a poco.
Se puede producir por varias causas. Una de las más importantes es la falta de cepillado de los dientes. Cuando se quedan restos de comida, especialmente de dulces, hacen que haya más microbios en la boca.
Estos restos de alimentos, Junto con los microbios, se pegan a los dientes y forman lo que se llama «placa bacteriana», que si no se elimina será el comienzo de la caries.

Cómo podemos evitar la caries

  1. Cuidado con lo que tomamos: Cuando comemos dulces o chucherías los microbios que tenemos en la boca se hacen fuertes haciéndonos daño a los dientes destruyéndolos poco a poco.
    Los dulces o chucherías que más les gustan a los microbios son todos aquellos que con tienen azúcar como: caramelos, chicles, chocolate, helados, pasteles, bollos, leche condensada, y refrescos embotellados, por eso es importante no abusar de ellos y si los tomas, recuerda siempre cepillarte los dientes después.

  2. El lavado de dientes. Mediante el cepillado cuidadoso de TODAS LAS PARTES de los dientes se eliminan los restos de alimentos que quedan alrededor y entre ellos, y la placa bacteriana que haya podido formarse. Así usando A DIARIO el cepillo de dientes inmediatamente después DE CADA COMIDA, nos ayuda a evitar la caries. SOBRE TODO ES MUY IMPORTANTE DESPUÉS DE CENAR porque al dormirnos, los microbios aprovechan para dañar los dientes.

  3. El DENTISTA también nos ayuda a prevenir la caries vigilando y cuidando nuestra boca desde la infancia. Nos ayudará a saber si nos cepillamos bien los dientes y no quedan restos de placa bacteriana, (hay pastillas que colorean las partes de los dientes que no han sido bien cepilladas), él nos informará de todo.

Qué debemos tener en cuenta al cepillarnos los dientes

  • El cepillo debe ser de cabeza pequeña para que alcance lodos los dientes y huecos que quedan entre ellos.

  • Las fibras de los cepillos deben ser finas y sus extremos redondeados, así evitaremos rayar el esmalte de los dientes.

  • Cuando las fibras se curven o aplasten cambiaremos el cepillo de dientes (4 veces al año), porque un cepillo con las fibras gastadas no nos sirve para eliminar los restos de alimentos y la placa bacteriana.

  • La pasta de dientes es conveniente que tenga flúor, porque el flúor pone los dientes más duros y así es más difícil que se piquen.

  • Un exceso de pasta en el cepillo produce un exceso de espuma, lo que impide que se limpien bien los dientes.

Cómo aprender a cepillarnos los dientes

Debemos cepillar bien TODAS LAS PARTES DE LOS DIENTES y las ENCÍAS.

Cepillar la cara de dentro y de fuera de todos los dientes, los de arriba y los de abajo, empezando siempre desde la encía hacia la punta de los dientes. No olvidaremos nunca los dientes de atrás.
A continuación, tanto en la arcada de arriba como en la de abajo, barrer con el cepillo por la parte del diente que masticamos, de dentro hacia afuera.
Terminaremos el cepillado de boca pasando el cepillo por la lengua, ya que en ella hay microbios, y enjuagándonos la boca con abundante agua.