Propósito de esta página  Este d

Propósito de esta página

Este documento le facilitará, de forma personalizada, el proceso de deshabituación tabáquica que usted quiere conseguir.
En la elaboracion del mismo han partcipado alumnos de 4to. año C y sus Club de Ciencias GUARDIANES DE LA SALUD.
Toda la información que se incluye se basa en evidencias científicas sobre cuáles son los métodos más efectivos para dejar de fumar. Además, contiene referencias donde encontrará más información sobre la materia.

Este folleto detalla los beneficios que obtendrá si deja de fumar y le dará consejos útiles para que logre su objetivo. Está dividido en 5 secciones:




DEJAR DE FUMAR SUPONE MUCHO ESFUERZO, PERO... USTED PUEDE CONSEGUIRLO. NO DEJE QUE SE ESFUME OTRO AÑO DE SU VIDA. INTÉNTELO.

 

LA NICOTINA: EL PODER DE UNA ADICCIÓN

La naturaleza del hábito tabáquico con su triple adicción física, psicológica y social hace que dejar de fumar requiera esfuerzo.

El poder de la nicotina , como droga adictiva, la convierte en la principal responsable del mantenimiento del hábito. Además, las circunstancias diarias que rodean la conducta de fumar (tomar café, estrés, olor y sabor del tabaco, manejar un cigarrillo entre los dedos o los labios, etc.) pueden comportarse como facilitadoras de la perpetuación del acto o incluso pueden evocar alguno de los efectos placenteros que la nicotina tiene sobre el organismo. Todo esto lleva a la persona a reforzar su comportamiento como fumador.

Si ya ha intentado dejar de fumar alguna vez, se habrá dado cuenta de que no es tarea fácil, y generalmente las personas hacen 2 ó 3 intentos, o más, antes de conseguirlo. Las recaídas nos son un fracaso, sino una oportunidad para aprender de los errores y prepararse mejor para los próximos intentos.

Volver inicio



LAS BUENAS RAZONES PARA DEJARLO

Dejar de fumar es una de las decisiones más importantes que un fumador puede tomar en su vida

PARA SU SALUD:


CALIDAD DE VIDA

Volver inicio


EFECTOS DEL TABACO SOBRE LA SALUD

Se han descrito más de 4500 componentes tóxicos en el humo de tabaco y en una calada existen unos dos millones de moléculas altamente destructivas para la célula humana.

EL TABACO ES RESPONSABLE DE:

 

2. CONSIGA MOTIVACIÓN Y APOYO

Diversos estudios han demostrado que sus probabilidades de dejar de fumar
aumentan si usted obtiene ayuda. Puede buscar apoyo de muchas maneras:


4. CONSIGA TRATAMIENTO Y ÚSELO DE FORMA CORRECTA

La U.S. Food and Drug Administration (FDA) ha aprobado 5 medicaciones para ayudar a dejar de fumar.
Es muy importante preguntar y pedir consejo, a los profesionales de la salud, para el uso de estas medicaciones y leer atentamente la información del prospecto.
Las posibilidades de éxito se triplican si se acompaña de estos tratamientos farmacológicos.


No es otra cosa que la administración de nicotina por una vía distinta a la del consumo de cigarrillos y en una cantidad que sea suficiente para que disminuya la intensidad de algunos de los síntomas del síndrome de abstinencia y se reduzcan las ganas de fumar. La ventaja es que evitan el alquitrán, el monóxido de carbono y demás tóxicos procedentes del tabaco. Estos productos no suministran tanta cantidad de nicotina como la aportada por el tabaco, por lo que su uso racional no supone un riesgo para la salud.

Dependiendo de la vía de administración hay diferentes tipos: chicles, parches, inhalador bucal, spray nasal. Están disponibles en la farmacia sin necesidad de receta.

Deben utilizarse "en lugar del cigarrillo, no además de él"
Se ha demostrado que la combinación del parche de nicotina con el chicle incrementa los índices de abstinencia a largo plazo respecto a los obtenidos con una única forma de TSN




Es un comprimido que no tiene nicotina. Actúa reduciendo el impulso por fumar y disminuyendo los síntomas del síndrome de abstinencia a la nicotina, tanto en número como en intensidad.

Sólo se puede utilizar con prescripción y vigilancia médica.

Estos productos no son una "cura mágica". Para conseguir el éxito es preciso un esfuerzo y un compromiso personal. La elección del tratamiento depende de las características del usuario, poniendo especial atención en personas con contraindicaciones médicas, fumadores de menos de 10 cigarrillos/día, mujeres en periodo de gestación o lactancia y fumadores adolescentes.

Para más información consulte en su centro de salud a su médico o enfermera/o.

5. PREPÁRESE PARA LA RECAÍDA Y LAS SITUACIONES DIFÍCILES

La mayoría de las recaídas ocurren durante los primeros tres meses después de dejar de fumar. No se desanime si vuelve a fumar. Recuerde que la mayoría de las personas necesita intentarlo varias veces hasta que lo dejan con éxito.
Vigile las siguientes situaciones peligrosas:

Volver inicio


PREGUNTAS Y RESPUESTAS PARA PENSAR Y SOPESAR

"Fumar es una decisión mía personal que no afecta a nadie"
Esta idea no responde en absoluto a la realidad, el daño del tabaco pasivo ha sido constatado consistentemente en la literatura científica. La población no fumadora tiene un riesgo aumentado de padecer cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias.

"Si me tengo que morir algún día, ¿qué más me da vivir unos meses más como jubilado, si puedo disfrutar del tabaco hasta entonces?"
Se suele decir que el tabaco mata rápidamente, pero muchas veces lo que produce son enfermedades de larga duración que reducen considerablemente la calidad de vida. Además, no hablamos de reducción en algunos meses de vida, sino de 10-15 años.

"Cuando estoy estresado fumar me relaja"
El organismo del fumador depende de la nicotina por eso al obtenerla se relaja. Pero la nicotina es una droga estimulante que aumenta la frecuencia cardiaca, la presión arterial, y la adrenalina. Después de unas semanas, muchos fumadores están menos nerviosos y aprenden a relajarse sin fumar. Ejercen más el autocontrol.

"¿ Cuánto tiempo dura el síndrome de abstinencia?"
El síndrome de abstinencia comienza a las 4-5 horas de abandonar el consumo de tabaco y persiste durante 8-10 semanas. Es de máxima intensidad durante la 1ª-4ª semana y se reduce ostensiblemente a partir de la sexta semana.Llevo muchos años fumando y no puedo dejarlo, lo que voy a hacer es reducir el número de cigarrillos"
Tanto los fumadores de larga duración como los que acaban de iniciarse en el hábito se beneficiarán al dejar de fumar.
Reducir el consumo es incluso más difícil que dejarlo. La persona tiende a inhalar más los cigarrillos y a la larga ir aumentando su número hasta llegar al consumo anterior.

"Si fumo cigarrillos bajos en nicotina y alquitrán, ¿también me perjudica?"
Con este tipo de cigarrillos se suele inhalar más profundamente para compensar su bajo contenido en nicotina, por lo que la absorción es similar.

"Si dejo de fumar, ¿engordare?"
Algunas personas al dejar de fumar suelen incrementar un poco su peso (alrededor de 2 Kg), los cuales son fáciles de perder si se hace algún tipo de ejercicio físico. No intente dejar de fumar y someterse a un régimen dietético : fracasará. Tenga paciencia ya perderá esos kilos. El beneficio de dejar de fumar supera los riesgos del aumento moderado del peso.

" Si dejo de fumar estaré más nervioso y no podré realizar las actividades de la vida diaria."

El síndrome de abstinencia tiene síntomas claros durante un período bien establecido. Pasado éste todo son beneficios. Contra la irritabilidad y nerviosismo puede utilizar técnicas de relajación como respirar profundamente llenando de aire los pulmones, retenerlo y expulsarlo concentrándose en lo que hace. Superada la dependencia los fumadores ganan en autocontrol y están menos nerviosos que cuando fumaban.

Volver inicio



PARA MÁS INFORMACIÓN:

http://www.atenciontabaquismo.com

http://www.cnpt.es

http://separ.es

Visite esta página que ofrece un programa para dejar de fumar.



Este otro
programa por e-mail para dejar de fumar de la Universidad de Ginebra, envía mensajes e informes personalizados, recomendado por la American Cancer Association, es muy completo. En inglés.

Si desea más información sobre los efectos del tabaco sobre la salud o sobre el daño que produce el tabaco pasivo, visite la página de la
Organización Mundial de la Salud.

Este libro ha ayudado a muchos fumadores a dejarlo:
Alenn Carr (2001) "Es fácil dejar de fumar si sabes cómo". Espasa Calpe: Madrid.