compuvie
QUÉ PUEDES HACER CON TU VIEJA COMPUTADORA???
2 de enero, 2003
Actualizado: 8:08 PM hora de Nueva York (0108 GMT)


Por HIRAM ENRIQUEZ

ATLANTA (CNN) -- Con la llegada del año nuevo tal vez te hayas decidido a hacer algo por tu vieja computadora.

Quizás pienses que la única solución es tirarla a la basura y comprar una nueva. Sin embargo, esta opción puede resultar más cara de lo que planeas en tu presupuesto, a pesar de que a los fabricantes de ordenadores han venido recortando los precios en los últimos meses para compensar por una baja en la demanda.

Puede que tu máquina vieja te esté dando muchos disgustos, que se detenga o se trabe en medio de una tarea o que le tome siglos terminar una operación. En ese caso debes pensar seriamente en un cambio, pero esto no necesariamente significa desecharla.

Si se trata de una computadora fabricada antes de 1995, no hay mucho que puedas hacer salvo conservar el monitor y el teclado si están en buenas condiciones. Los modelos de años posteriores todavía tienen esperanzas.

Los expertos aconsejan ante todo consultar los manuales. Ahí encontrarás indicaciones sobre cuál es, por ejemplo, el tipo de procesador y la velocidad máxima que se puede instalar.

Fíjate en el BIOS (basic input/output system). Para cambiar de procesador es posible que necesites actualizar este BIOS y los fabricantes pueden ayudarte a través de Internet.

Cuando quieras seleccionar el procesador, recuerda que además de elegir al fabricante debes elegir la línea.

Los Pentium y los Celeron, fabricados por Intel son equivalentes, pero tienen algunas diferencias. El Celeron es un poco más lento, tiene menos capacidad para manejar gráficos y también es un poco más barato.

Un incremento en la memoria te ayudará a obtener un funcionamiento más estable de los programas de multimedios y las aplicaciones de Internet.

También puedes actualizar el sistema operativo, pero recuerda que una versión antigua sólo puede actualizarse con la que salió inmediatamente después, pero no con otras más modernas.

Por ejemplo, si tienes Windows 95 puedes comprar un paquete de actualización que lo convierta en Windows 98, pero si quieres Windows XP tienes que comprar todo el programa nuevo.

Por último, hay otras cosas que puedes hacer directamente desde el teclado para aumentar la eficiencia de tu máquina.

Limpia el disco duro: elimina los archivos temporales y las páginas de Internet almacenadas. También, de las aplicaciones que se abren automáticamente al inicializar Windows, elimina las que no utilizas y reduce la capacidad de memoria asignada a los dispositivos que menos usas.

Para mejorar el funcionamiento de los multimedios puedes buscar en la red versiones más recientes de los programas que los controlan (drivers), asignarle más memoria a los gráficos o reducir la gama de colores del monitor.

Antes de lanzarte a las tiendas, otros consejos breves: algunas actualizaciones pueden invalidar la garantía de la computadora si todavía estuviera vigente y en el peor de los casos, pueden dañar definitivamente la máquina. Busca ayuda profesional y pregunta sin temores.

Respecto al ordenador viejo, busca un lugar adecuado para descartarlo para que sus componentes no dañen el medio ambiente. O mejor aún, piensa en donarlo a cualquier organización que la necesite.